El derecho colaborativo es un método alternativo de resolución de conflictos, innovador y amistoso. Pero sobre todo es una nueva forma de entender la defensa jurídica y la justicia desde unos principios de equidad, transparencia y confidencialidad

.

La forma de gestionar el conflicto busca las necesidades e intereses de las partes,separando a las personas de los problemas, gestionando las emociones y las relaciones entre las partes, a las que se hace partícipes en la búsqueda y adopción de la solución acordada.

La mayor ventaja de este sistema es que los abogados y clientes de ambas partes negocian en equipo, así como otros profesionales relacionados (notarios, economistas, graduados sociales, psicólogos, psiquiatras, pedagogos, coachers, mediadores, árbitros, terapeutas…) que puedan colaborar en el proceso.

Como novedad, los abogados colaborativos participantes en el proceso, se comprometen a que en el caso de no llegar a un acuerdo satisfactorio, no representarán a sus clientes en una demanda judicial relacionada con el conflicto.

Nuestro despacho está comprometido con el derecho colaborativo y por ello, desplegaremos toda nuestra energía en resolver un conflicto fuera del ámbito judicial, cuando la otra parte del conflicto esté dispuesto a ello.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política